Red municipal y pequeñas comunidades

El agua potable para los municipios y las pequeñas comunidades

Aparatos conformes a las exigencias gubernamentales

Con respecto a los desafíos de salud pública que representa la potabilización del agua, BIO-UV propone un sistema de desinfección UV-C que garantiza una calidad de agua óptima y permite responder a las exigencias más estrictas en materia de tratamiento del agua destinada al consumo humano.

Las gamas de aparatos BIO-UV destinadas al tratamiento de agua potable han obtenido el certificado ACS UV expedido por el laboratorio EUROFINS Expertises Environnementales (habilitado por el Ministerio a cargo de la sanidad en aplicación del artículo R*.1321-50 del código de salud pública). 

Este certificado se expide conforme a las disposiciones previstas por la orden de 9 de octubre de 2012 relativa a las condiciones de la comercialización en el mercado y el empleo de reactores provistos de lámparas de rayos ultravioletas utilizados para el tratamiento del agua destinada al consumo humano.

Estos aparatos BIO-UV permiten desinfectar el agua cruda (perforaciones, captaciones, etc.) y garantizar el respeto de los límites de calidad bacteriológica del agua según el decreto de 25/12/2003, antes de la distribución en las redes de A.E.P. (Abastecimiento de Agua Potable). Se mantiene la calidad del agua. Las lámparas UV-C para el tratamiento de agua garantizan la desinfección UV-C.

Una gama pensada para la producción de agua potable

Los reactores BIO-UV con baja presión han sido desarrollados para responder estrictamente a las necesidades de la producción de agua potable. La desinfección UV-C garantiza en efecto una calidad del agua óptima, previene de riesgos de legionelosis y garantiza un tratamiento ideal del agua. El cuidado del agua ya no es problemático. 

Pueden igualmente utilizarse en pretratamiento, ya sea para limitar el uso de biocidas oxidantes y así pues los sub-productos de oxidación, o bien para tratar microorganismos específicos (sobre todo Cryptosporidium y Giardia).

El sol emite una luz invisible : los rayos ultravioletas. Este fenómeno natural se reproduce en el interior de los reactores de las gamas del Grupo BIO-UV gracias a potentes lámparas, fruto de la última tecnología, que emiten rayos UV-C.
A 254 nanómetros, la longitud de ondas óptima para erradicar los microorganismos (virus, bacterias, algas, levaduras, mohos...), los UV-C penetran en el corazón del ADN y perturban el metabolismo celular hasta su destrucción total. Todos los gérmenes quedan así inactivos (incluidos la Legionella y Cryptosporidium) y no pueden reproducirse.

Por esta razón, BIO-UV ha diseñado una gama de reactores UV adaptados a las piscinas y spas colectivos con el fin de reducir o eliminar dichos efectos secundarios.

LA DOSIS EFICAZ
Las dosis de los reactores de las gamas BIO-UV se determinan en función del caudal de las bombas, ya que es la combinación entre el tiempo de contacto en el reactor y la potencia de la (o de las) lámpara(s) lo que permitirá garantizar una dosis (expresada en milijulios por centímetros cuadrados - mJ/cm2) necesaria y suficiente para la erradicación en un 99,9% de los microorganismos (bacterias, virus, algas en suspensión, ...).

Simplicidad, seguridad y ahorros

Gracias a la tecnología UV-C, BIO-UV le propone una solución de desinfección eficaz, ecológica y garantizada sin productos químicos, para potabilizar el agua de pozos/perforaciones/captaciones y reutilizar las aguas pluviales. La desinfección UV para el agua potable, del mismo modo que el tratamiento UV para piscinas o para cualquier otra aplicación, aporta numerosos beneficios:

  • Siempre es fácil de implantar. Permite limitar la manipulación del cloro y la vigilancia. Por tanto está particularmente adaptado a los municipios rurales que poseen recursos hídricos diversificados. Las características físico-químicas del agua no se modifican: se conserva el sabor y el olor original del agua, destacando la imagen de los municipios preocupados por su entorno,
  • No se crea ningún producto de desinfección UV nocivo para la salud humana durante la desinfección del agua. La desinfección UV-C se realiza con total seguridad. El agua potable no representa riesgos (sin riesgo de legionelosis, etc.),
  • Inversión y explotación económicas. El tratamiento de las aguas interviene como complemento a los sistemas de filtración o de incorporación de cloro preexistentes.

Todos nuestros reactores destinados a la potabilización municipal tienen el certificado ÖNORM M 5873-1.

La desinfección UV-C permite el tratamiento de parásitos resistentes al cloro y susceptibles de afectar a la salud humana.

Descubra nuestras soluciones
La gama DW
La gama DW