Funcionamiento y ventajas de la descloraminación

La destrucción de las cloraminas en piscinas y centros de spa colectivos

Eliminación de las cloraminas: salud y confort ideal en el baño

Las tecnologías BIO-UV con baja y media presión, aprobadas por el Ministerio de Sanidad, le aseguran los costes de explotación más bajos del mercado...

En la mayoría de los países, el cloro es obligatorio como producto desinfectante. Sin embargo, genera cloraminas (mono, di y tricloraminas) nocivas para los bañistas y para el personal.
La tecnología UV con media presión permite reducir los 3 tipos de cloraminas y los trihalometanos.

Con el fin de solucionar esta problemática con un tratamiento UV-C de piscina adaptado, la sociedad BIO-UV ha desarrollado y patentado desde 2003 gamas específicas para la descloraminación de las piscinas y centros de spa colectivos (utilización de descloraminadores).

El tratamiento de las aguas de piscina o de centros de spa BIO-UV representa una alternativa ideal para los explotadores de estructuras colectivas. Los descloraminadores se utilizan a partir de ahora en numerosas estructuras.

BIO-UV es un socio técnico de de la Federación Española de Natación

federacion-espanola-de-natacion

¿Por qué combatir las cloraminas?

El cloro ataca a la materia orgánica del agua, se descompone y crea entonces las cloraminas.

Cuando el agua está cargada de cloraminas: 

  • Los ojos, la piel y las mucosas de los bañistas se irritan,
  • El olor del cloro se hace notar y puede originar infecciones respiratorias (lo cual es “tranquilizador” pero no significa obligatoriamente que el agua sea desinfectada y desinfectante),
  • La renovación del agua aumenta significativamente para reducir la tasa de cloraminas.

El tratamiento de las aguas de piscinas o de centros de spa colectivos es obligatorio. Igualmente se rige por normas estrictas (calidad del agua, purificación del agua, utilización de productos para piscinas, etc.). 
Los descloraminadores (o destructores de cloraminas) responden a todas estas normas.

La descloraminación: ¿para qué aplicaciones?

Desde noviembre de 2004, BIO-UV está aprobada por el Ministerio de Sanidad y de Protección Social francés para la desinfección UV y la descloraminación de las piscinas y centros de spa colectivos (descloraminadores/destructores de cloraminas).

Los aparatos de tratamiento del agua BIO-UV descloraminan y desinfectan:

  • las piscinas públicas,
  • los centros de spa colectivos,
  • las piscinas de talasoterapia tratadas con cloro,
  • las piscinas de establecimientos termales tratadas con cloro (generalmente se utilizan productos para piscinas),
  • los estanques de los centros de fitness,
  • las piscinas para el aquabiking,
  • las piscinas de campings,
  • las piscinas de hoteles...

Los exploradores de los establecimientos colectivos (piscinas, centros de spa…) hacen frente a problemáticas de costes y de reglamentación en el marco de su profesión. En efecto, normas precisas rigen el dominio del tratamiento del agua de piscina (o de centros de spa). 

El procedimiento de desinfección UV-C BIO-UV se integra perfectamente en esta reglamentación y garantiza un tratamiento de las aguas adaptado a cada estanque. Los destructores de cloraminas o descloraminadores están totalmente adaptados.

El funcionamiento del aparato de descloraminación

La desinfección del agua se hará por medio de lámparas UV-C para el tratamiento del agua. Los reactores BIO-UV, también denominados como destructores de cloraminas o descloraminadores, se adaptan al caudal de filtración de la piscina o del centro de spa. El aparato de desinfección UV-C se instala después del filtro de agua, sobre los contraflujos.

En cada paso en el aparato de tratamiento UV-C para piscinas, el agua está sometida a la radiación de las lámparas y en sale totalmente desinfectada. El nivel de cloro combinado se reduce también significativamente: hablamos de descloraminación o destrucción de las cloraminas.
El agua desinfectada por el paso en el reactor (descloraminador o destructor de cloraminas) se devuelve finalmente al estanque.

Desde principios de 2009, BIO-UV equipa su gama de aparatos de descloraminación en piscinas y centros de spa públicos con reguladores de potencia en función de la intensidad UV o de la tasa de cloraminas.

Las ventajas de los aparatos BIO-UV (destructor de cloraminas o descloraminador BIO-UV) son:

  • La media presión es reconocida mundialmente por ser la tecnología más eficaz sobre la mono-, la di- y la tricloramina,
  • Desinfección UV-C muy eficaz y segura gracias al aporte de las lámparas UV-C para piscinas (o centros de spa),
  • Reducción del 50 al 75% de la tasa de cloro combinada para alcanzar un nivel medio de 0,1 a 0,3 ppm,
  • Compatible con todos los tipos de filtración,
  • Reducción de la corrosión,
  • Reducción de la cantidad de agua por renovar: ahorro de hasta el 60%, según los estanques,
  • Optimización de los costes de calentamiento y deshumidificación,
  • Mejora de la calidad del aire ambiental para los bañistas y el personal en beneficio de su salud,
  • Mejora de la calidad del baño por la desaparición de las irritaciones oculares y de las mucosas,
  • Mayor respeto del medio ambiente,
  • Mejora de la imagen del establecimiento,
  • Amortización de la instalación entre 6 y 24 meses,
  • Instalación fácil y rápida, mantenimiento simple,
  • Mejor coste de explotación.

BIO-UV garantiza la utilización de las lámparas UV-C de tratamiento de agua a una dosis de 60 mJ/cm², y esto mismo al final del ciclo de vida de las lámparas. Permite eliminar el riesgo de contaminación por los Cryptosporidium, los Giardia y los Toxoplasmas presentes en las aguas de superficie. Se mantiene la calidad del agua.

Descubra nuestras soluciones
La gama media presión BIO-UV
La gama media presión BIO-UV
La gama baja presión BIO-UV
La gama baja presión BIO-UV