Conservar el agua

Algunos recordatorios y consejos para cuidar eficaz y sosteniblemente el agua de su piscina/centro de spa

Para mantener el agua de su piscina sana y transparente, tanto el estanque como los equipos deben recibir un mantenimiento regular. Con el fin de ayudarle con sus procesos, BIO-UV analiza las reglas de base de un tratamiento de agua eficaz y le informa de los principales elementos presentes en el agua.

conservar-el-agua

A día de hoy, ¡más de 70.000 estanques privados (piscinas y centros de spa) están equipados en todo el mundo, para mayor alegría de los usuarios! Los propietarios de un sistema de tratamiento de agua de piscinas o de centros de spa BIO-UV disfrutan de una calidad del agua insuperable.

El equilibrio del agua es un objetivo permanente. Resulta de la combinación de 3 parámetros clave.

 

El pH

Indica la alcalinidad o la acidez del agua. Por lo general, es deseable mantenerla en torno a 7 (pH neutro). No depende de la acción de la lámpara UV-C para el tratamiento del agua.

Si es inferior a 7: agua ácida, agresiva para la piel y los revestimientos del estanque.
Si es superior a 7,4: posible incomodidad para los bañistas (los ojos pican), se favorece el desarrollo de algas y depósitos de cal, ineficacia del floculante.

 

El TH

Se trata de la dureza del agua, es decir, el contenido en calcio y magnesio.
Para un valor superior a 25°, es deseable añadir una vez por temporada un agente secuestrante de cal (por ejemplo: BIO-UV ANTI-CAL).

Un agua muy dura es incrustante y daña las canalizaciones.
Un agua demasiado blanda (ácida) puede ser corrosiva.

 

El TAC

Se trata del contenido del agua en bicarbonatos y carbonatos, es decir, su alcalinidad.

Su tasa debe ser de 10° a 15°.
Puede modificarse gracias a productos adaptados: TAC+ o TAC
-

 

Los elementos presentes en el agua son múltiples y variados. Su presencia altera la calidad del agua:

  • Las algas: estos vegetales pueden desarrollarse en el estanque, es el aire quien las transporta en gran cantidad. Para combatirlas un desinfectante por sí solo se consumiría prioritariamente en detrimento de su acción bactericida. Por este motivo se aconseja utilizar como complemento remanentes y un alguicida BIO-UV ALGUICIDA ESPECIAL CONCENTRADO (producto para piscinas),
     
  • Las materias orgánicas: transmitidas por los bañistas, la naturaleza y el medio ambiente, no nocivas, deben ser retenidas por la filtración y los diversos procedimientos de tratamiento,
     
  • Los microorganismos: bacterias, virus y hongos son aportados por los mismos vectores y pueden perjudicar a la salud. La función de la desinfección del agua BIO-UV es destruirlos,
  • Los iones metálicos: hierro, cobre, manganeso… Pueden encontrarse en cantidades importantes en las aguas de perforaciones, o tras tratamientos de cultivos (sulfatado). Estos iones pueden también dañar los revestimientos (liner) y colorear el agua… Es posible secuestrar estos iones con productos específicos,
     
  • Fosfatos y nitratos: están presentes en cantidades muy variables y favorecen el desarrollo de las algas. Pueden manifestar una contaminación de la capa freática.

Evitar el agua de las perforaciones

Teniendo en cuenta el medio ambiente y el funcionamiento de una piscina, es esencial recordar las reglas fundamentales entre los diferentes parámetros que son la hidraulicidad, la filtración y el equilibrio del agua que permiten, independientemente del tratamiento de agua de piscina utilizado, obtener una calidad de agua a la altura de nuestras expectativas, reduciendo el aporte de los diferentes productos químicos y evitando los desastres desagradables y costosos.

Prevención = alegría y ahorro

 

Hidráulica del estanque
El agua debe circular completamente en la totalidad del estanque. El número de expulsiones, de skimmers (o desbordamientos) garantizarán esta circulación y permitirán reducir al mínimo las zonas « muertas ».
La potencia de la bomba de la piscina debe evidentemente estar en proporción con el volumen de agua considerado para poder tratarla en su conjunto en un tiempo razonable (4 a 5 horas).
Las cañerías deben ser igualmente acordes con el volumen de la piscina.

Mala hidraulicidad = desarrollo de bacterias y de algas

 

Filtración

La filtración es un elemento fundamental en el tratamiento del agua de piscina o de centros de spa.
Su función es retener las materias en suspensión y las diferentes partículas en la masa filtrante.

Una buena filtración favorece el ahorro de productos desinfectantes (productos para piscinas).

Hay que hacer el mantenimiento del filtro: efectuar un contra lavado una vez por semana.
Debe limpiarse y eliminar incrustaciones 1 vez al año con un producto especial (por ejemplo: BIO-UV FILTRO CLEAN) que elimina los depósitos de cal y las materias que lo obstruyen.

Deben respetarse los tiempos de filtración.

Regla de base: la mitad de la temperatura del agua.
Si son más de 28°: filtrar 24h sobre 24h.

 

Floculación

En caso de una filtración con arena, es necesario añadir un clarificante o un floculante para aumentar la finura de filtración.

ATENCIÓN: nunca flocular en presencia de un filtro de diatomeas.

Evidentemente, las capacidades y el tamaño del filtro deben estar proporcionados, es decir, sobredimensionados con respecto al caudal de la bomba de piscina.